La conquista y la época colonial



La conquista y la época colonial

entry-list Ciudad Vieja, Suchitoto

Hacia finales del siglo XVI, Europa había ingresado en una fase de desarrollo; sus comerciantes, dirigentes políticos, artesanos y agricultores la habían convertido en una potencia económica y militar dedicada a la conquista de nuevos territorios. Así, un 12 de octubre de 1492, Cristóbal Colón surcó el archipiélago de las Bahamas y llegó a la isla Guanahaní, a la que denominó San Salvador. Este hecho significativo daría inicio al descubrimiento y posterior conquista del actual continente americano. El actual territorio de El Salvador, a la llegada de los españoles, se encontraba poblado por diversos grupos étnicos: Lencas, Cacaoperas, Ulúas, Chortís, Poqomames y una mayoría de nahua-pipiles.

El descubrimiento de las costas salvadoreñas ocurrió a mediados de 1522, cuando la expedición náutica de Andrés Niño, salida de Panamá, toca tierra de la isla Meanguera en el actual Golfo de Fonseca. Luego de este acontecimiento, en junio de 1524 irrumpió la primera incursión armada de conquista al mando de Pedro de Alvarado, enviado por Hernán Cortés desde México-Tenochtitlan, que llegó hasta Cuzcatlán, cabecera nahua-pipil, procedente de Iximché-Guatemala. Alvarado llegó a Acaxual (Acajutla), allí cientos de combatientes nahua-pipiles se habían concentrado para enfrentarse al contingente de españoles y sus aliados. Allí mismo, Pedro de Alvarado fue alcanzado por una flecha que le fracturó el fémur y le dejó una herida que se mantuvo infectada durante ocho meses, sin duda, a causa de las pequeñas astillas de obsidiana de la punta de flecha cuando estalló contra el hueso. Luego de la ardua conquista de Cuzcatlán, Alvarado ordenó fundar, a principios de 1525, la primera villa formal de San Salvador en un campamento militar, sin todavía afanes de poblamiento.

Ingenio El Carmen, Metapán, Santa Ana
Asunción, Izalco, Sonsonate

El 1 de abril de 1528, Diego de Alvarado levantó San Salvador con la villa trazada y poblada en el valle de La Bermuda, al pie del cerro Tecomatepe. En la actualidad, este sitio se conoce como Ciudad Vieja. San Salvador fue trasladado en 1545 desde Ciudad Vieja al sitio actual. Por su parte, San Miguel de la Frontera se fundó en 1530, cerca de Usulután, por Luís de Moscoso, y extinguido en 1534. Fue vuelto a establecer por Cristóbal de la Cueva en 1535, para ser después trasladado al presente lugar en 1586. La Trinidad de Sonsonate fue organizada en 1553 en los Izalcos, y San Vicente de Austria se erigió en 1635.

Poco a poco el estilo de vida cambió: la propiedad privada de la tierra surgió mediante las mercedes de tierras baldías, pues se consideraba que el suelo pertenecía a la corona. Durante toda la época colonial coexistió la propiedad privada con la colectiva, esta de las comunidades indígenas. Cuatro órdenes religiosas se instalaron en el territorio salvadoreño con sus conventos: la de Santo Domingo, San Francisco, Nuestra Señora de la Merced y San Juan de Dios. Sin lugar a dudas, la religión estaba presente en los siglos de la monarquía. En la escultura religiosa llegó a predominar el estilo barroco.

entry-list Convento Santa María de las Nieves de Amapala, La Unión

En las provincias salvadoreñas surgió una sociedad híbrida y mestiza, en lo cultural y en lo étnico. Hubo otro elemento racial, perteneciente al negro africano, que llegó como esclavo y dejó su huella en la sangre mulata. Las comunidades indígenas se organizaron en sus propios pueblos, sometidas a tributación con tierras comunales, y cuando hubo tierras ejidales o municipales fueron trabajadas con cultivos de subsistencia tradicionales y nuevos productos traídos de Europa, como cítricos, arroz, caña de azúcar y otros. Además se criaba ganado vacuno, cerdos, cabras y aves de corral importados de España.

El primer producto de exportación fue el cacao. La zona más importante de este cultivo fue Izalco en Sonsonate. Luego tomó importancia el jiquilete, que producía la tinta añil. El espléndido color azul cautivó a los principales importadores: España, Francia e Inglaterra. Se exportaba en marquetas secadas al sol, almacenadas en sacos de cuero vacuno llamados zurrones. De la zona de Sonsonate también se obtuvo la resina medicinal del bálsamo, el cual se exportaba principalmente a Perú. En el área que hoy comprende Metapán, se desarrolló la industria siderúrgica, con gran concentración de ingenios de hierro. El principal puerto fue el de Acajutla en la etapa monárquica colonial, servía por el océano Pacífico a Guatemala. El mayor intercambio marítimo por más de siglo y medio fue con Perú y México.

A inicios del siglo XIX, en los albores de la época colonial, el actual territorio salvadoreño era una sociedad multiétnica, jerarquizada en castas, en la cual interactuaban diferentes grupos étnicos: indios, negros, mestizos y españoles.